¿Ha dado comienzo la era “Low Sugar”?

Buenos días gente, antes de nada:

¡EA! Aquí estoy de nuevo. Han pasado cerca de 6 meses (casualidad… 🙂 ) pero ya he vuelto y espero que para quedarme y publicar más a a menudo.

Antes de empezar con el post de hoy, os pido disculpas a todos, tanto a los que me habéis “dado palos” estos meses por no publicar, como a los que me habéis insistido en que vuelva a hacerlo. Mi situación, tanto personal como profesional, han sufrido un cambio radical y ello se ha traducido en una reducción del tiempo libre, casi completa. Sí, sé que no es excusa, pero algo tenía que decir 😛

Ahora bien, dejando mi vida personal a un lado (otro día, si eso, os la cuento), vamos con la entrada de hoy.

Curiosamente y muy a colación de la entrada de hoy, esta semana varios compañeros han publicado diversos post/entradas/noticias sobre el azúcar (veáse 1, 2, 3 y 4), que os recomiendo leer. En mi caso, y a diferencia de ellos, con esta entrada no pretendo sumarme a las criticas hacia al azúcar (OH WAIT… Gente gritando #SugarLover en 3, 2, 1…). Tampoco defenderlo (OJO, #SugarHaters). Más bien pretendo hacer una reflexión sobre los tiempos que vivimos tan azucarados y sobre si centrarnos en criticar dicho ¿nutriente? está dando resultados, o mejor dicho, qué resultados está dando.

¿Y bien? ¿Qué creéis que está ocurriendo con la demonización del azúcar? ¿La gente come mejor? ¿Qué pensáis?

Pues sinceramente, en mi opinión, NO, y hoy os voy a exponer el porque. Y no sólo creo que la gente no come mejor, si no que además, está dando comienzo una nueva era (por parte de la Industria Alimentaria), la era #LowSugar.

Sí, tal y como lo leéis, hemos pasado de esto…:

light

Todo muy Light

… a esto:

0%

Todo muy 0% azúcares

Por no hablar de la vertiente que surge cuando se juntan el 0% MG y el 0% azúcares añadidos (con edulcorantes xaxis y naturales por en medio, como la stevia) creando así la gama de alimentos productos definitiva (¿ironías de la vida?):

23051_l1

¿Os imagináis un desayuno con este Cola-Cao y unas galletas Marbú Dorada de las de arriba 0% azúcares? ¿Seguiría siendo el desayuno de los campeones?

1397644543_cacaolat_zero

¿Quién quiere agua pudiendo beber Cacaolat 0% con Stevia?

file-19-01-2016-10-10-10-t3wkdYtrb6Dx-270x330

¡Qué natural! Debe ser que la vaca tenía leche desnatada…

Viendo como está el panorama, ¿qué será lo siguiente? ¿la era #FreeCalories?…

Ah! no! Que eso también ha llegado. Ejemplo de ello es la distribuidora Walden Farms que os enlazo, que dispone en su tienda de una amplia gama de salsas, siropes, cremas, mermeladas… todo sin calorías. Qué bien, ¿eh?

Otra pregunta que me surge es, ¿son estos productos mejores por no llevar azúcar o por ser libres de calorías?. Ahora el típico listillo me podría preguntar ¿mejores que qué? Mejores que los ALIMENTOS, y por alimentos entiéndase: Verduras, hortalizas, frutas, frutos secos, tubérculos, legumbres, cereales integrales, huevos, pescado, marisco, carne y como no, AOVE.

Pues es obvio que la respuesta es: NO.

Nunca un alimento ultraprocesado (que no procesado) o un producto, será mejor que un alimento (a secas). 

¿Entonces? ¿Qué estoy queriendo decir con todo este rollo? Seguid leyendo un poco más y en seguida lo entenderéis todo (espero).

Vayamos al quid de la question:

  • Punto número 1: Cuando nos centramos en al azúcar, ¿no creéis que estamos pecando de nutricionismo a la inversa? Y lo digo, porque infografías como la siguiente:
daa

¿Cuánto azúcar tiene…?

Sólo se centran en el contenido en azúcar de los productos que en ella aparecen. Que sí, que están muy bien como herramienta educativa en consulta, y que sí, el azúcar es un problema muy presente en nuestra alimentación diaria, pero recordad que no es lo mismo el mensaje en consulta, que el mensaje en salud pública.

Pero, ¿qué mal interpretaciones puede haber? Puede que os estéis preguntando. Pues por ello os expongo un ejemplo de lo que quiero decir:

Imaginaos que os llegase alguien a consulta, y le enseñaseis la imagen con el objetivo de que sea consciente de la cantidad de azúcar que se puede consumir oculta en los alimentos, y que esta persona, al mirar la imagen con detenimiento, os dijese:

-“No te preocupes, si yo tomo Coca-Cola Zero, Helado sin azúcar y galletas integrales, también sin azúcar.

Es entonces cuando os daríais cuenta que de todos los productos de los que hacemos infografías de este estilo (en los últimos 2 años habré visto unas 80-90 diferentes), no sólo es reseñable/criticable/remarcable, su contenido en azúcar, sino que se trata del conjunto, se trata de los productos. Seguramente entonces y gracias a que tenéis a la persona en frente, podríais matizar, que no solo es el azúcar el problema, sino que se trata de productos superfluos, que aportan (o no) calorías vacías y que el principal problema de consumirlos es que desplazan a otros alimentos, que sí son interesantes incluir (antes mencionados).

Porque al fin y al cabo, ese es el problema. Contra eso debemos centrar nuestros esfuerzos, contra los alimentos ultraprocesados/productos. Éstos, son en conjunto, el verdadero enemigo, no el azúcar (entiéndase, de forma aislada).

Que el azúcar forma parte (en gran medida) de la ecuación que envuelve a estos productos, nadie lo discute, pero acaso me vais a decir que una Cocacola Zero, por no llevar azúcar, es mejor que el Agua? O me diréis que unas galletas sin azúcar son mejor desayuno que unos huevos revueltos con espárragos o un par de piezas de fruta con frutos secos? ROTUNDAMENTE, NO. O por lo menos, yo no lo pienso.

Por ello, en este sentido hoy quería gritar un:

¿AZÚCAR? CENTRÉMONOS EN LOS PRODUCTOS.

cats

Ya lo decía el bueno de Pablo el otro día…

Pero esperaros, que esto no es todo…

  • Punto número 2: En la era #LowFat uno de los grupos de alimentos más perjudicados fue el de los FRUTOS SECOS

¿Alguien se aventura a decir que está ocurriendo con esta nueva era #LowSugar?, ¿quién diríais que es el gran perjudicado?

Si pensasteis en la FRUTA, acertasteis.

Pues sí, cualquier dietista-nutricionista que pase consulta ya se habrá dado cuenta. Primero se demonizó a la grasa, cayendo los frutos secos presos de su alto contenido en dicho macronutriente. Ahora se está demonizando al azúcar y el gran perjudicado está siendo la fruta. Porque todo el mundo sabe que la fruta tiene mucho azúcar y que éste tiene el mismo efecto en el metabolismo que el azúcar blanco (lo que viene siendo, que son isometabólicos).

Está claro, ¿verdad que sí?. Pues a colación de las infografías tan xaxis que criticaba antes, también las podemos encontrar con frutas. Echad un vistazo y disfrutad:

sSSS

¿Y tú que desayunas? Yo mi Special K, que es sanísimo y casi no tiene azúcar.

Ay no, que he hecho “cherry picking” cogiendo las frutas con más azúcar como el plátano o la uva, todo vale…. pues sigo:

sda

¿4 oreos o una manzana? Yo lo tengo claro, con lo buenas que estan…

Ahora seguro que más de uno me diréis que las imágenes están equivocadas, que la fruta no tiene tanto azúcar ni por asomo, etc, etc.

¿Y? No las he compartido porque sean precisas en sus estimaciones en lo que azúcar-fruta se refiere, ni porque las haya hecho un bromatólogo. Las comparto, porque siendo francos, la gente, la mayoría de la gente, piensa esto cuando les hablas de fruta. Y principalmente lo piensan dentro de un sector, el cual no para de crecer en las últimas décadas: los diabéticos.

rafa-corriendo-o

Cuenta la leyenda, que si dices 3 veces fruta delante de un diabético, éste reacciona tal que así…

Dicho esto, poco más tengo que decir. Bueno sí, voy a plasmar las ideas principales del post para finalizar, que nunca viene mal matizar para evitar lo que os decía, mal interpretaciones:

1.Dejaos (o mejor dicho #DejadDeFliparCon de Lucía xD) las infografías de cuantos Km hacen falta para quemar este u este alimento, o que cantidad de azúcar tiene este u este dulce, y centraos en criticar al verdadero enemigo: LOS ULTRAPROCESADOS, CON O SIN AZÚCAR, CON O SIN GRASAS, CON O SIN CALORÍAS.

2.LA FRUTA NO ES SOLO AZÚCAR, lo dije aquí, lo repito ahora, se lo digo todos los días a los pacientes que veo, a mis padres (mi padre es diabético), a mis hermanos, a mis amigos. Cada vez que alguien os diga que sí lo es, contestadle:

jaap

3.Este post no pretende ser una defensa del azúcar, pretende ser el inicio de una reflexión propia (y colectiva, si se presta), para el cambio. Cambiemos el paradigma. Dejemos por fin de mirar este o aquel nutriente y centrémonos en recomendar este o aquel alimento y en desaconsejar este o aquel producto (todos).

4.Para acabar, y con el fin de dar comienzo a un pequeño debate, os lanzo algunas preguntas que me surgen (entre otras). Si alguien se anima a contestar, tiene barra libre en los comentarios:

¿Es éste el camino que queremos seguir?

¿Es acertado criticar a un producto basándonos en su contenido en azúcar?

¿Cómo estamos transmitiendo el mensaje?

¿Qué entiende la población?

¿Deberíamos empezar a dejar el nutricionismo de lado, ya no solo para bien (resaltando lo maravillos que es un alimento por tener x nutriente), si no también para mal (diciendo lo genial que es un alimento por no contener x nutriente)?

Y por último, la pregunta más importante de todas, y la cual me hago cada día:

¿Cuándo dará comienzo la era #WithoutUltraprocessedFood #OnlyRealFood? 

[Actualización día 3/3/2016 a las 20:05] Ya lo decían Óscar o Lucía en entradas anteriores a ésta. También lo comentó el investigador David L Katz en una de sus publicaciones en su momento. No sólo es importante qué se come, sino también qué dejamos de comer por ello, y en esta segunda parte parece haber un total y absoluto consenso en que, los alimentos ultraprocesados, deben quedarse fuera de la ecuación (entiéndase por alimentación) SIEMPRE.

Hasta entonces, seguiré escribiendo por estos sitios y luchando en la vida real, con el único propósito, de por fin conseguirlo.

¡Un abrazo!

[Fuente de imágenes: http://www.sugarstacks.com/]

 

[Álex Oncina, Dietista-Nutricionista]

 

Anuncios

26 pensamientos en “¿Ha dado comienzo la era “Low Sugar”?

  1. ¿Es éste el camino que queremos seguir?

    No

    ¿Es acertado criticar a un producto basándonos en su contenido en azúcar?

    No

    ¿Cómo estamos transmitiendo el mensaje?

    Mal, se impone el nutricionismo.

    ¿Qué entiende la población?

    Si un alimento tiene mucho azúcar sea o no añadido es mal, y lo mismo sucede con las grasas.

    ¿Deberíamos empezar a dejar el nutricionismo de lado, ya no solo para bien (resaltando lo maravilloso que es un alimento por tener x nutriente), si no también para mal (diciendo lo genial que es un alimento por no contener x nutriente)?

    Efectivamente

    Y por último,
    ¿Cuándo dará comienzo la era #WithoutUltraprocessedFood #OnlyRealFood?

    Eso no interesa a la industria. Nada, le arruinas el negocio, y hoy día la mayor parte de la gente se nutre de procesados.

    Le gusta a 1 persona

    • Gracias por ser tan explícito Rubén xD Tus contestaciones me llevan a pensar que opinas como yo 😛
      En ese caso, tendremos que seguir insistiendo (en la gente, la industria va a lo suyo = $), tendremos que seguir haciendo crítica y tendremos que seguir divulgando. Todo sea por el bien de la salud pública.

      ¡Un abrazo compañero!

      Me gusta

    • ¡Gracias Javi! Si he podido hacer que veas las cosas desde un punto de vista diferente, entonces he conseguido mi objetivo.
      Un saludo, e intentaremos que el ritmo no decaiga, por descontado 😉

      Me gusta

  2. Muy buen post, Alex. Ese es el camino y es el camino que describo, creo que con bastante acierto, en mi libro: Tú eliges lo que comes ( en el que por cierto tienes mención) que acaba de salir en enero. Eso sí, me apoyo en imágenes del estilo que has puesto en el post, pero es que es un paso previo en la clínica y cuando explicas el porqué un hiperprocesado no es un alimento, queda claro, comentando con el paciente, no solo la cantidad brutal, por lo general de azúcar, sino también lo que tan bien expresas en el post: que desplaza a alimentos normales, alimentos que no van envueltos en celofán con colorines que muestran cifras y virtudes que intentan convencer al público de que eso que tiene entre sus manos es un manjar de alto valor nutricional. Repito mi más sincera enhorabuena por el post y por haber vuelto a la lucha que tenemos diariamente todos los profesionales que nos enfrentamos con la increíble hiperoferta de hiperprocesados que se anuncian con presupuestos millonarios y mensajes retorcidos que intentar captar al consumidor inexperto ( y sobre todo a los niños ). Por eso, los pediatras, además de los megacraks Pepe Serrano, Amalia Arce, Gloria Colli, etc…, otros médicos como Raquel Blasco, Dr Yeyo, Antonio Palomar, etc… y otros que no caben aquí, pero los hay…que de verdad quieran luchar contra la epidemia de sobrepeso/obesidad infantil ( yo lo llamo EPI, exceso de peso infantil) con eficacia, solo pueden seguir un camino: el de dietistas-nutricionistas combativos y actualizados como tú y muchos otros más: Julio Basulto, Juan Revenga, Eduard Baladia, Joan Carles Montero, Olga Ayllón, Aitor Sánchez, Pablo Zumaquero, Laura Saavedra, Silvia Romero, Silvia Zaragoza, Lucía Martínez, Bárbara Sánchez, Cristina Diéguez, NutriKids, Martaekos, Luka, Teresa Hernáez, 24 Zanahorias, Víctor Paredes, María González, Rosa Baró, Oscar Picazo, Belén Rodríguez, Vik Fagúndez, Sara Garcés, Paloma Quintana, Susana Córdoba, etc…farmaceúticos como Elena Sais, Manuel Pastor, etc, y químicos como Mulet, Gominolas, JM Lopez Nicolás, Centinel, Quimidicesnews, etc…todos, todos luchando en ese camino que tan bien describes. Vaya alegato que me ha salidoooo, pero así lo siento. Saludos, gladiator.

    Le gusta a 1 persona

    • ¡Muchas gracias por tu felicitación y por tu tan extenso comentario, Carlos! Como te comenté anteriormente vía Twitter, tengo pendiente echarle un ojo a tu libro, el cual, estoy seguro que será un gran recurso en consulta. Mi crítica no sólo va hacia las imágenes o infografías de este tipo, va hacia el excesivo foco de atención que tenemos en el azúcar. Creo que estamos cayendo en un error que cometimos en el pasado con las grasas, puesto que aunque el azúcar es parte del problema, si nos centramos demasiado en él, estaremos dejando escapar la oportunidad de acabar con el verdadero enemigo: Los ultraprocesados.
      Por ello quería dar un toque de atención al personal y hacer ver, que la industria se adapta a lo que la gente demanda, y que si por lo tanto culpamos única y exclusivamente al azúcar, la gente demandará cosas sin azúcar, y por lo tanto caeremos (de nuevo) en el círculo vicioso de quito esto (azúcar) y meto esto (cualquier edulcorante), creando una falsa sensación de salud y agravando aún más el problema. Puesto que al dar esa falsa sensación de salud, se hará un abuso aún mayor de estos productos sin azúcar, olvidándonos de las harinas refinadas, los aceites de baja calidad y los potenciadores del sabor, entre otras cosas, que estos productos contienen y que los hacen tan palatables como poco saludables y que tal y como ocurría con los con-azúcar seguirán desplazando a lo verdaderamente importante, los alimentos. Por ello yo invito a seguir el camino de NO-ULTRAPROCESADOS, más que el de NO-AZÚCARES. Si seguimos este camino, estaremos matando dos pajaros de un tiro (puesto que los procesados incluyen el elevado contenido de azúcar) y estoy seguro que llegaremos a buen puerto.

      ¡Un saludo!

      Le gusta a 1 persona

  3. En mi opinión, la alimentación parece una marioneta con la que juegan las grandes empresas. Hoy en día los productos que se venden tienen un marketing detrás muy potente y en el que la gente confía ciegamente. Conozco bastante los productos sin azúcar y los sin lactosa, ya que mis primas son diabéticas heredada del padre, y yo tengo intolerancia a la lactosa; y no entiendo como la gente se cree que por comer algo sin azúcar o sin lactosa va a engordar menos. Esos productos se crean por una necesidad para personas que tienen una enfermedad. Las personas diabéticas, intolerantes o con alergias alimentarias no son ni todas flacas ni todas gordas, eso depende del resto de su alimentación y su ejercicio físico.

    A modo de resumen, decir que hay que despertar y darse cuenta que todo lo que dicen las empresas es para obtener más beneficios a costa de nuestra salud.

    Le gusta a 1 persona

    • Hola Camila, si te soy sincero (y me dispongo a serlo) no creo que sean NECESARIOS los productos sin azúcar para los diabéticos, al igual que no creo que sean NECESARIOS los productos sin lactosa para la gente intolerante. ¿Por qué? Porque son eso, PRODUCTOS, NO ALIMENTOS. En el caso de los intolerantes a la lactosa, puedo llegar a comprender que si no te sientan bien los lácteos convencionales, y quieres tomar lácteos, porque te gustan, los tomes sin lactosa. Pero por NECESIDAD (en el sentido más estricto de la palabra)? ni por asomo. Con los diabéticos, más de lo mismo, puedo llegar a entender que uno tenga un día puntual en el que le apetezca, por el motivo que sea (celebración, cumpleaños, etc) consumir un PRODUCTO con ese sabor dulce que tanto nos pirra, y lo escoja sin azúcar. Pero no por ser sin AZÚCAR, debe ser algo diario, puesto que seguirá siendo un PRODUCTO. UN PRODUCTO INNECESARIO Y POCO INTERESANTE, QUE A SU VEZ, DESPLAZA EL CONSUMO DE OTROS ALIMENTOS, LOS CUALES , SÍ SON INTERESANTES.
      Pero esto es mi opinión, y ya sabemos que las opiniones, son como las cabezas, cada uno tiene la suya.

      ¡Un saludo y gracias por el comentario!

      Me gusta

  4. Excelente post!! Comparto tu forma de verlo. La lucha es contra la empresa alimentaria, la excesiva publicidad, convencer a los más cercanos (por lo menos a mí me pasa). Gracis por tu vuelta!! Un saludo

    Le gusta a 1 persona

  5. Enhorabuena Alex, genial reflexión. Tienes toda la razón, es muy importante matizar.
    No es raro que en consulta nos encontremos con casos de:
    ¿Se pueden tomar fruto secos si quiero perder peso? o ¿si como demasiada fruta aumentaré de peso? Lo mismo nos sucede con las galletas ( el otro día varios pacientes se sorprendieron porque en composición son similares a la bollería y tuve que explicar que su consumo debe ser ocasional) Y también hablamos de yogures de sabores.
    Somos muchos los luchamos a diario para que la población entienda todas estas cuestiones y deseamos que empiece la era StopProcesados. El problema es la inmensa publicidad de la industria para potenciar su consumo. Por eso, hemos de luchar unidos. Muy buen trabajo!!!

    Le gusta a 1 persona

    • ¡Hola Silvia! Gracias por tu comentario, me alegro que hayas decidido aportar tu granito.
      En relación a lo que comentas, la publicidad nos rodea, pero no por ello tenemos que pensar que no podemos hacer nada. Debemos divulgar, debemos repetir, debemos enseñar, y debemos hacerlo porque nuestras pequeñas acciones tienen grandes consecuencias. Si conseguimos que 10 personas decidan abandonar los ultraprocesados porque comprenden que son un riesgo para la salud, ello tal vez conlleve que la gente de su entorno tome la misma decisión, y así se genere un “efecto dominó”. Puesto que somos seres sociales y vivimos dentro de un contexto rodeado de nuestras familias, amigos, etc. Todo lo que podamos cambiar en una persona, se verá reflejado en su entorno, de ello estoy seguro. Por lo que sigamos luchando juntos y habrá resultados.
      Un saludo y gracias de nuevo por el aporte. 🙂

      Me gusta

  6. No puedo estar mas de acuerdo, genial explicado. Me he visto reflejada en algunos momentos cuando hablando con pacientes y amigos he demonizado el azúcar, totalmente de acuerdo. En un post que he escrito sb meriendas infantiles, he comentado tb lo de desplazar los alimentos necesarios por los productos pero en los siguientes que escriba me esmerare más para que quede bien clarito. Gracias!

    Le gusta a 1 persona

  7. Genial!! Me ha encantado como lo explicas, para mí que siempre me era muy complicado pillar muchos de los conceptos de nutricionistas, dietistas… Encontrarme este texto, explicado muy sencillamente y muy claro. Producto o alimento?? Una manera de resumir (para mí) a la hora de hacer la compra.
    Muchas gracias!!!

    Le gusta a 1 persona

  8. Pingback: ¿Con Moderación se puede comer de todos los alimentos? Una pequeña invitación a la reflexión – Alimenta2

  9. Pingback: Desayunos y meriendas, ¿comes saludable o vas a lo fácil? | Equilibra't

  10. Pingback: La técnica del ajo (Parte I). | PalmerasDeFruta

  11. Pingback: La técnica del ajo (Parte 2) | PalmerasDeFruta

  12. Pingback: El maravilloso mundo de los productos “SIN” | La semilla inquieta

  13. ¡Excelente información y muy necesaria! Soy estudiante de Dietética (FP) y soy archienemiga del azúcar añadido y de los productos ultraprocesados en general. Es cierto que no hay que centrarse o ‘demonizar’ sólo el azúcar, pero pienso que es parte importante del problema.

    Te comento mi punto de vista para que, por favor, me corrijas si estoy equivocada, porque en el centro donde estudio me he encontrado con frases del tipo “hay que comer un poco de todo” o “tomar bollería o dulce de vez en cuando es necesario”. Además, parece que les molestara que haya desterrado de mi alimentación desde hace años los dulces, bollería, etc. Me decían que no había que “ser tan radical”. En fin, que estoy bastante desilusionada.

    Opino que los alimentos ultraprocesados y repletos de grasa saturada y azúcar hacen que se nos eleve la curva de glucemia y que, como consecuencia de esto, nuestro organismo se “vuelva loco” y nos pida más y más comida, en un intento de volver a los niveles normales o adecuados de glucosa, tras la bajada brutal que nos espera después de consumir determinados productos poco saludables. Por eso, me suelo centrar bastante en el tema del azúcar, pero no exclusivamente. ¿Estás de acuerdo con esto que acabo de exponer? ¿Crees que es necesario consumir de vez en cuando bollería, dulces, etc., o por el contrario es mejor desterrarlos de tu alimentación para siempre?

    También me gustaría saber tu punto de vista sobre el azúcar de coco (índice glucémico 30 y aportes nutricionales interesantes), consumido con moderación. Opino que es una buena alternativa para comer, de vez en cuando, dulces elaborados con productos de calidad (harinas integrales, azúcar de coco, cacao puro, crema de cacahuete, dátiles, higos deshidratados, etc.), pero como todo en este mundo de la nutrición, no sé si realmente es así o no. Si opinas que sí, que no es dañiño para nuestra salud consumir este tipo de “dulces saludables”,¿cuántas veces se podrían consumir? ¿Dos veces / año? ¿Una vez /mes?

    En fin que, como puedes observar, tengo muchas dudas. Mis ideas sobre nutrición se basan en artículos de profesionales de la nutrición que he ido leyendo a lo largo de los años. Sin embargo, todo el mundo opina y pocos lo hacen con estudios científicos que avalen estas opiniones, por lo que cuando soy yo la que da su punto de vista, no lo puedo defender con datos.

    ¡¡¡Bueno, muchas gracias!!! Y perdona que me haya extendido tanto y por el lío tan tremendo que tengo en mi cabeza.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s