Dietética Con Patrocinadores, ¿es posible?

¡Muy buenas gente! Hace ya 4 meses que no me pasaba a escribir por estos lares y hoy he decidido volver.

¿El por qué? Porque quiero hablaros sobre lo ocurrido el pasado sábado 1 de Abril:

La I Jornada de Nutrición en Murcia

Cartel ponentes y patrocinadores I Jornada de Nutrición en Murcia

Cartel de la I Jornada de Nutrición en Murcia

Una primera jornada que estuvo cargada de aprendizaje, risas y buen rollo, tal y como podéis ver en el siguiente resumen, cortesía de Pablo Barcina:

 

Ahora bien, aunque esto es un micro-resumen de lo que fue el evento, hoy quiero hablaros de otros aspectos relacionados con el evento que creo, merece la pena rescatar. Otros aspectos que tienen más que ver con el Cómo que con el Cuánto.

Hace ya un tiempo, que tanto Dietistas-Nutricionistas como otros profesionales, pedimos un cambio del modelo tradicional en este tipo de eventos (jornadas/cursos/congresos). Un modelo caracterizado por largas charlas magistrales, sin apenas tiempo para el debate, un modelo en el que no sabemos quién nos habla ni para quien trabaja, con Coffee-Breaks a base de bollería industrial, donde lo mejor que te puedes llevar a la boca es AGUA y sobretodo, patrocinados o financiados por ciertas entidades o industrias que se alejan bastante de lo que viene siendo la Salud Pública. Ya sabéis, me refiero a esto:

dsa

“Empresas adheridas” al Plan Havisa

Pues bien, aunque ya existen asociaciones científicas que han surgido por la necesidad de hacer cosas (muchas cosas) de una manera diferente, como Dietética Sin Patrocinadores, hoy quiero rescatar que otro modelo es posible. Otro modelo, que además, colabore y / o apoye pequeñas empresas locales de alimentos saludables, de equipamiento deportivo o de utensilios de cocina. Otro modelo de patrocinador ético o colaboración consciente.

En este sentido, se me hace necesario apuntar, que con ello no estoy diciendo que no deba existir un modelo que no tenga ningún tipo de vinculación, ni siquiera con estas otras empresas “más éticas”.  Creo que también debe haberlo. Debe existir Dietética Sin Patrocinadores. Pero es importante ser conscientes, que en lo que se refiere a patrocinadores/colaboradores de eventos, al igual que en el resto de cosas, no creo que todo sea blanco o negro, no todo es “Sin” o “Con McDonalds y Coca-Cola”. Otro modelo es posible:

Cartel ponentes y patrocinadores I Jornada de Nutrición en Murcia

Colaboradores de la I Jornada de Nutrición en Murcia

Es por ello que una de las cosas que hoy vengo a contaros es, por qué escogimos éstos y no otros:

Para ello, mejor empezar por el principio.

Cuando decidimos hacer la jornada, el primer punto que dejamos claro, fue el de que fuese una Jornada a precio de coste. Es decir, que no cobrasen los ponentes y que tuviesen un precio orientado a cubrir gastos más que a obtener un beneficio. Dado que el público objetivo eran estudiantes, quisimos que fuese un precio asumible para ellas.

El siguiente punto que trabajamos fue, el de si íbamos a tener algún tipo de colaborador/patrocinador y en caso de que así fuese, que características debería cumplir. Finalmente y tras debatirlo en comuna, decidimos que sí buscaríamos empresas que quisiesen colaborar con la Jornada, pero que éstas deberían reunir dos cualidades:

  1. Que fuesen de la región.
  2. Que fomentasen hábitos de vida saludable.

Tras ponernos en contacto con varios comercios y empresas de la región, conseguimos que quisieran implicarse con el evento los ya nombrados en la parte de arriba:

FassThink, Nutriscience, AMC, Frutería Enpunto, La Pastora, Hospital de Molina, Landy frutos secos, LA FLOTA, Joma, Kb (Kampamento Base) y El Ciruelo.

Todos ellos fueron muy amables y generosos y por ello desde aquí les doy ahora mismo las GRACIAS DE NUEVO.

Pero esto no fue todo. Otros aspectos que rodearon la Jornada y que merece la pena rescatar, fueron el Coffee-Break o la organización de las ponencias.

C8T3fmnWsAA61s1

Coffee-Break a base de fruta fresca y frutos secos.

Como podéis ver, en lo que respecta al Coffee-Break y a diferencia de lo que viene siendo habitual en otros eventos, éste estaba compuesto de fruta (mandarinas, plátanos y uvas), frutos secos (Almendra tanto cruda como tostada y cacahuetes), café, bebida de avena y agua.

Hace poco asistí a una jornada de formación dónde se afirmó que se escoge siempre bollería porque “es la opción más barata“. Al margen de que esto sea cierto o de que sea una justificación suficiente como para ponerla siempre, os puedo decir aquí y ahora, que prácticamente (menos las bebidas y poco más) TODO nuestro Coffee-Break fue a COSTE CERO. Más barato que eso, poco… (¡SÍ SE PUEDE!) 😉

En lo que respecta a la organización de las ponencias, teníamos claro cuál era nuestro objetivo: Queríamos una jornada orientada al debate, al intercambio de opiniones y la resolución de dudas. Por ello, nos marcamos un tiempo máximo de 30 minutos por ponencia, seguida de unos 15 minutos para preguntas/debate y finalizamos la jornada con una mesa redonda. Creo que el formato gustó, aunque en ocasiones fuimos demasiado estrictos con el tiempo (mil perdones del chico de los carteles).

En relación a las ponencias, también quisimos cuidar otros aspectos, como la presentación de cada uno de los ponentes antes de la ponencia (Gracias a la encargada, Marta Cuenca) o la inclusión de una diapositiva dónde cada uno nos contase dónde trabaja y cuáles eran sus potenciales conflictos de interés de cara a la presentación. Estos aspectos, que para muchos nos parecen tan básicos, todavía hoy se descuidan o se les resta importancia tanto en congresos como en jornadas nacionales e internacionales.

DIAPOSITIVA MODELO TRAYECTORIA

Quién soy, dónde trabajo, conflictos de interés…

En definitiva, ésta fue la I Jornada de Nutrición en Murcia. Personalmente, ya había vivido eventos a imitar, como las #JornadasDSP o el #SIAPMurcia, pero en esta ocasión fue diferente. Fue la consagración de un nuevo modelo de Jornada. Un modelo de jornada basado en lo que ya venían haciendo otros, con el PLUS de un patrocinador ético. De esta manera, comprobamos que hay otra forma de hacer las cosas y que otro modelo de jornada, y sobretodo, otro tipo de patrocinador/colaborador, es posible.

Porque al fin y al cabo, lo que ellos representan fue en consonancia con el mensaje que nosotros quisimos mostrar:

Un mensaje basado en la formación de calidad, en la importancia de cocinar y de tener herramientas para ello, en basar nuestra alimentación en alimentos de origen vegetal, frescos, de proximidad, como frutas, verduras o frutos secos y en la necesidad de ser activos y practicar algún deporte que nos guste.

Un mensaje de salud pública, al fin y al cabo.

Apoyemos un modelo de formación con o sin patrocinadores, pero un modelo que prime la Salud Pública.

Aunque fue la I Jornada de Nutrición en Murcia, estamos seguros que no será la última.

¡Hasta más ver!

PD: Especial agradecimiento, tanto a los asistentes como al resto de ponentes, porque sin ellos no habría sido posible el evento. ¡Mil gracias!

PD2: Especial agradecimiento también para mi compañero y amigo, Luis Cabañas (Como Cuando Como), por sus constantes aportes durante la realización del presente post. ¡Mil gracias!

Alex Oncina – Dietista Nutricionista

De cuando la nutrición parecía matemáticas, con Marc Casañas.

¡Buenas tardes gente!

Hoy os traigo una blogger-colaboración, con mi compi Marc Casañas. Sé que llevo dos meses sin publicar y esas cosas, pero ha llegado el día de volver al ruedo (again).

¿Qué os vamos a contar en el post? ¿De qué va a ir esto hoy?

Pues hoy os traemos una mini-reflexión sobre los denominados alimentos funcionales.

¿De dónde surgen estos alimentos? Pues como en casi todo, si queremos saberlo, debemos irnos a la base

Cuando lo hacemos nos damos cuenta de que, los alimentos funcionales, no son más que el resultado de una educación reduccionista y centrada en los detalles, los cuales, llevados a la práctica, resultan confusos y poco fieles a la compleja realidad.
Sigue leyendo

¿Predice la clase social la calidad de la dieta? Infografía.

¡Buenas tardes a todos!

Como véis, le estoy pillando el gusto a esto de publicar 😛 A ver que os cuento hoy…

Hace tiempo que leí una revisión que me pareció sumamente interesante (+ info aquí).

En ella se revisaba, cómo es la alimentación de aquellas personas que tienen un mayor número de recursos (económicos, educativos y otros) a su alcance y aquellas que tienen un menor número.

Leyéndola, me fijé detenidamente en la Tabla 1. En ella se recoge los diferentes grupos de alimentos, señalando cuáles de ellos se ha visto que se consumen en mayor medida, atendiendo al estatus socioeconómico (entendido éste como la suma de: nivel educativo, nivel económico y ocupación. Vamos, lo que os decía antes del número de oportunidades.)

La siguiente infografía que os muestro, pretende ser una adaptación de dicha tabla.

Antes de adentraros en su contenido, os hago unos apuntes sobre la información que en ella aparece:

-Respecto a lo más importante: ¿cuál es el mensaje? Quiero que quede claro:

AQUELLAS PERSONAS CON UN MENOR ESTATUS SOCIOECONÓMICO, PARTEN CON DESVENTAJA A LA HORA DE LLEVAR A CABO UNA ALIMENTACIÓN SALUDABLE.

La infografía es de alimentación, pero no hay que ser un lumbreras para darse cuenta que esto ocurre en todo.
Sigue leyendo

¿Quién quiere ser normal?

Bueno, bueno, no ha pasado ni un mes y vuelvo a escribir. Me estoy superando.

¡Buenos tardes a todos! Llevaba ya unos días queriendo sacar tiempo para escribir y hoy lo he conseguido, así que vamos a ello.

¿De qué va esto hoy? De la normalidad, la norma y lo normal.

Normal: Lo que se toma como norma o regla social.

[NOTA]: A partir de aquí veréis la palabra normal/normalidad repetida infinidad de veces. Siento repetirme más que el ajo, pero es necesario.

Hace ya tiempo, leí una editorial de Staffan Lindeberg que me gustó bastante: Who wants to be normal?
Sigue leyendo

La técnica del ajo (Parte II)

Buenos días gente, hace como cosa de 3 meses que no aparezco, lo sé, pero hoy he decidido seguir con la segunda parte del último post que hice.

La verdad es que antes de abrir el blog, nunca pensé que me costaría tanto mantenerlo actualizado. Aunque también es cierto, que siendo franco, tampoco imaginé que tendría tan poco tiempo libre. Sí, sé que suena a excusa y probablemente lo sea, pero en estos últimos meses no he tenido oportunidad de escribir debido a que se me ha juntado una carga de trabajo bastante difícil de gestionar y las vacaciones. Todo ello, como comprenderéis, ha desembocado en una  huida constante de cualquier dispositivo electrónico, incluyendo este ordenador con el que escribo ahora mismo.

Pero bueno, vayamos al grano con lo de hoy. Sigue leyendo