El poder del Marketing (Parte III)

¡Buenos días! Ya estamos de nuevo por aquí, y hoy por fin para acabar esta breve trilogía del marketing. Para los que os perdisteis las anteriores os las dejo aquí por si os interesa echarles un ojo:

-El poder del marketing (Parte I) – “Todo el mundo cree lo que dice la etiqueta”

-El poder del marketing (Parte II) – “Nos enfocamos en el progreso”

Como viene siendo costumbre, también os dejo el vídeo sobre el que he realizado todas las entradas (debería llevarme comisión por promocionarlo xP):

Antes de pasar a hablar del ARMA SECRETA de la industria, hablemos del vídeo en cuestión, del que tanto he hablado en estas entradas.

¿De dónde surge este vídeo/iniciativa?

Pues al parecer no se trata de un simple vídeo en el que una experta en marketing saca los trapos sucios de la industria, sino más bien de una campaña dirigida por Compassion in World Farming y cuyo objetivo es: Frenar el actual sistema de producción animal. En el cual prima la producción de alimentos, sin tener en cuenta las condiciones en las que éstos son producidos.

¿Y que proponen para solucionarlo?

” Un enfoque de sentido común para alimentar el mundo.

Un enfoque que termine la competencia por el alimento entre los animales de granja y las personas. Haciendo hincapié en la necesidad de una revolución alimentaria, cuyo objetivo sea ofrecer comida saludable y asequible para todos, producida a partir de sistemas que se caractericen por ser:

Más seguros, promoviendo nuestro bienestar y el de los animales de granja.

Más justos, apoyando los medios de vida rural y aliviando la pobreza.

Más ecológicos, protegiendo el planeta y sus preciosos recursos naturales. ”

Para ello esta campaña, nos ofrece además, la opción de poder ser participes de dicha iniciativa mundial, para lo cual tan solo debemos enviar nuestro correo electrónico al siguiente enlace.

Si os interesa el tema y queréis saber más, podéis encontrar una gran cantidad de información en su página. Echarle un ojo, os aseguro que no tiene desperdicio. 😉

Ahora bien, pasemos a hablar del quid de la cuestión -> el arma secreta que teníamos pendiente:

3. “Vos/Nosotros.”

Sí, Nosotros.

¿Por qué somos nosotros el arma secreta de la industria alimentaria?

Porque aunque nos manipulen, engañen o ataquen mediante una publicidad más que agresiva, nosotros lo permitimos en cierto modo y contribuimos a que sigan haciéndolo.

Porque señores, todos sabemos que el objetivo de la industria ni fue, ni es (ojalá en el futuro, sí lo sea), el de velar por nosotrosSu único y principal objetivo siempre ha sido y es (¿y será?), el de sacar un beneficio económico. Sí, hablo de vender, sin más y sin importar los métodos de producción que para ello se usen.

Y esto es algo que todos sabemos, o deberíamos saber.

En relación a esto último, os quiero lanzar dos preguntas:

¿Cuántos de vosotros os interesáis por las condiciones en las que se han producido los alimentos que consumís?

Y más específicamente ¿Cuántos conocéis en qué condiciones han vivido los animales que coméis antes de llegar a vuestra mesa?

Os voy a poner un ejemplo para que os deis cuenta de lo que os hablo. Para ello usaré uno de los alimentos que más consumimos: el huevo.

Código marcado en el huevo.

Código marcado en el huevo.

Para quién no lo sepa, el código que aparece grabado en los huevos tiene un significado, qué es el que os muestro en la imagen superior. En el caso del primer dígito, éste hace referencia a las condiciones de cría de la gallina que ha puesto el huevo. Vamos, lo que nos interesa hoy.

Por si no quedase claro a qué condiciones de cría se refiere la imagen, aquí os las muestro de forma gráfica:

650_1200

¿Y tú, cual escoges?

Teniendo en cuenta esto, os invito a qué miréis qué código aparece en los huevos que compráis (si no lo hacéis ya) y que contestéis a la siguiente encuesta:

¿Sorprendidos? Pues he de deciros que éste es solo un ejemplo y que otros alimentos tan consumidos como leche, carne o pescado os sorprenderían de igual forma.

¿Qué pretendo con todo esto?

Consciencia. Solo eso. Que reflexionéis sobre la importancia de conocer de dónde proviene lo que comemos y las condiciones que se han dado durante su producción.

Porque no deberíamos estar dispuestos a apoyar esta forma de producción y mucho menos, a mirar hacia otro lado, como hacemos en la mayoría de ocasiones. Ni por ellos, ni por nosotros.

Porque lo que comemos, al fin y al cabo, repercute en lo que somos, y principalmente y más importante todavía, en la salud que tenemos. Alimentándonos a base de animales enfermos y criados en unas condiciones pésimas, ¿cómo esperamos acabar?.

Dejemos de ignorar lo que ocurre antes de que los alimentos acaben en nuestra boca y empecemos a preocuparnos un poquito más.

¿Qué es peor?

¿Y vosotros, qué opináis?

En mi opinión, es tan mala la ignorancia como la indiferencia.

Y tal vez la solución, esté más próxima de lo que pensamos:

Recordad, somos el arma secreta. El cambio está en nuestras manos.

Eso ha sido todo.

 

[Álex Oncina, Dietista-Nutricionista]

PD: En la siguiente entrada publicaré los resultados de la encuesta 🙂

Anuncios

7 pensamientos en “El poder del Marketing (Parte III)

  1. ¿Cuántos conocéis en qué condiciones han vivido los animales que coméis antes de llegar a vuestra mesa?

    Yo no las conocía. Porque nunca me habían interesado. Si está en el supermercado, se pueden comer. Los animales y todo lo demás. Luego descubrí que, lo mismo que los comes, los puedes dejar de comer.

    Me gusta

    • Pues eso ocurre en la mayoría de los casos. Se desconoce y se hace poco o nada por conocer. Un pilar tan básico como es la alimentación y no nos preocupamos ni lo más mínimo por ella. Nos tapamos los ojos y pensamos en aquella vaca, feliz, pastando por el campo, sin preguntarnos si quiera cuanto de cierto hay en eso. Triste realidad de nuestros tiempos.
      ¿El dejar de comer animales como alternativa? una opción tan digna y válida como el seguir consumiéndolos. No cabe duda de ello.
      Gracias por comentar, Olga 🙂

      ¡Un saludo!

      Me gusta

      • Tan digna, no. Es mucho más insostenible. El problema es que no somos omnívoros. Somos carnívoros con cosas. Si me estoy cargando el mar, no es igual de digno que no cargárselo. Pero no sé quién tiene acceso a pescado sostenible, al menos en el interior. A carne, sí. Yo vivo en Extremadura. Carne sostenible encuentro por doquier. Pero en otras partes, no la hay.

        Me gusta

      • Totalmente. No todo se puede contestar con sí o no. El decidir si comes carne, pescado o cualquier otro alimento, tampoco. Todo dependerá de lo que tengas disponible por tu situación geográfica. Seguramente no sea posible para todo el mundo comer ciertos alimentos. Por ello, todo pasa por hacer las mejores elecciones posibles dentro de lo elegible en nuestro contexto.

        Me gusta

  2. Hola Alex,
    Un post interesantísimo como todos los que compartes del ámbito del marketing! Y toca directamente a nuestra salud! Controlar los huevos que comes es fácil con el código y yo siempre he comprado los camperos, por compasión con los pobres animales y por salud. Además es fácil de conseguirlos en cualquier superficie comercial, pero la carne no tanto, te tienes que fiar de la etiqueta, creo que no existe un código equivalente.
    Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

    • Hola Ivonne,
      Muchísimas gracias por tus amables palabras. La verdad es que, tal y como comentas, con el huevo lo tenemos “fácil” gracias a los códigos de identificación que llevan grabados. Aunque señalo “fácil”, porque juraría que el 90% de la población, ni los mira ni sabe lo que significa. Pero bueno, sí que es cierto que tenemos “ese algo” de referencia. En el caso de la carne, yo creo que el mejor consejo que podría darte es: Compra carne en el carnicero. Nada de supermercado u otro tipo de grandes establecimientos. Dudo que sean el lugar óptimo para la adquisición de este tipo de alimentos.
      De nuevo, gracias por comentar, tal y como vienes haciendo en posts anteriores.
      ¡Un abrazo!

      Le gusta a 1 persona

  3. Pingback: ¿Nutrientes? Hablemos de alimentos. | PalmerasDeFruta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s