No es lo mismo verdura, que verla dura…

Me imagino que hoy te preguntarás o no, por que semejante título. Todo tiene una explicación, tranquilo. Y tiene que ver con el programa de Comando Actualidad que hicieron el miércoles, día 8 de Octubre, el cuál se titulaba: Cómo como

Si te lo perdiste y te interesa, te dejo el enlace donde puedes ver el programa completo.

Aunque en un principio no vi el programa en directo en la televisión (no veo apenas la televisión, salvo en ciertas ocasiones contadas) pude ver por diversas cuentas de Twitter que sigo, cierta indignación con cierta Nutricionista que sale en el programa, y por algunas cuestiones que había comentado, al parecer no muy acertadas.

Como no me interesa comentar la labor de dicha Nutricionista, ni para quien trabaja, ni siquiera cuál es su nombre (si te interesa, vé el programa y conocerás todas estas cuestiones), me voy a ir directamente a las palabras de dicha persona, y sobretodo a las que más revuelo han causado. Cito textualmente:

1-Nutricionista: “No hay alimentos buenos o malos, es decir no hay alimentos menos saludables o más saludables, al final es la frecuencia de consumo, que yo tomo ese alimento.”

2-Reportera: “Últimamente hemos visto estudios,

que vienen de Estados Unidos que dicen que el azúcar es muy adictivo…”

Nutricionista: “Yo estoy totalmente en contra. No hay estudios rigurosos, que se hayan hecho bien, que puedan demostrar, bueno esto, el azúcar tiene que formar parte de nuestra dieta, es el nutriente de nuestro cerebro, la glucosa…”

3-Reportera: “Lo que pasa es que luego está el azúcar de las frutas y verduras, y el azúcar refinado que al final, es menos saludable ¿no?

Nutricionista: “No, ahí sí que te quiero corregir, tanto el azúcar de la fruta, como el azúcar de la verdura, metabólicamente el cuerpo no lo identifica, añadido no añadido, es decir, todos los tipos de azucares, el cuerpo los identifica como azúcar, glucosa.

Bueno, como podéis ver, he extraído de la forma más exacta posible, aquellas partes de la entrevista entre Reportera y Nutricionista, de las que os hablaba. Si queréis comprobarlo por vosotros mismos sin tener que ver todo el programa completo, visionar a partir del minuto 32 más o menos.

Ahora ha llegado el momento de mojarse. Mi postura es la siguiente:

1. En cuanto a la primera afirmación que realiza la Nutricionista sin siquiera parpadear: “no existen alimentos buenos o malos, más saludables o menos, depende de la frecuencia.”, yo tengo mis discrepancias con ella, y sobretodo, con la intención que desprende de dichas afirmaciones.

ALIM BUENOS Y MALOS

[ACTUALIZACIÓN] En primer lugar quiero resaltar que SÍ existen alimentos buenos y malos. Afirmar lo contrario es, tal y como podemos ver en el siguiente informe, una de las tantas estrategias que utiliza la Industria Alimentaria (como es el caso: Nutricionista de la FIAB), para vendernos sus PRODUCTOS… (…DE MIERDA, en la mayoría de casos).

Tal y como apuntaba el doctor Mozaffarian del departamento de Epidemiología de la Universidad de Harvard en una entrevista que le realizaron en 2011 en el New York Times:

“Hay alimentos buenos y alimentos malos, y la recomendación debería ser comer más alimentos buenos y menos malos. La idea de que está bien comer de todo con moderación es sólo una excusa para comer lo que quierasFuente

Por lo tanto, estimados lectores, estimada nutricionista de la FIAB:

-Hay ALIMENTOS MALOS. Éstos, son aquellos, que debido a la frecuencia de consumo actual (sobreconsumo) y su posible implicación en el desarrollo de determinadas enfermedades, se han estudiado a fondo, observándose, que efectivamente SON PERJUDICIALES PARA NUESTRA SALUD. Un claro ejemplo de ello serían las BEBIDAS AZUCARADAS (Ganancia de peso y Obesidad, hígado graso no alcohólico, diabetes tipo 2, hipertensión…). Afirmar que no existen alimentos buenos o malos es una desfachatez, cuyo único propósito, muy seguramente, sea el de vendernos los segundos.

Hasta aquí puedo leer sobre esta esta primera cuestión. Siguiente, por favor.

2. En este caso, voy a dejar un poco de lado lo de que “el azúcar es el nutriente de nuestro cerebro”, lo cuál creo que daría para otro post, y me voy a ir directamente a lo de los estudios del azúcar.

Yo no me considero un experto en esto de la búsqueda bibliográfica, es más, acabé la carrera hace unos meses, y os puedo asegurar que mis nociones son de lo más básicas. Así, como apunte previo.

Por ello os voy a explicar que hice al ver tal afirmación con semejante rotundidad. Pero no sin antes señalar, que aunque yo soy incapaz de afirmar semejante cosa, en el caso de que lo fuera, antes me aseguraría de que estoy en lo cierto, ya que prefiero no afirmar cosas que no sé cuando hablo cara al público, y más si estoy en televisión frente a toda España.

Por lo tanto, ¿he encontrado algún estudio que respalde la teoría de que el consumo de azúcar puede desembocar en comportamientos adictivos? Pues SÍ. Lo siento amiga.

¿Y cómo es posible? Pues he de deciros que ha sido tan fácil como realizar los siguientes tres pasos:

1.- Entrar en Pubmed, base de datos de referencia para la mayoría de personas (sobretodo estudiantes, como yo).

2.-Colocar en Advanced (Búsqueda avanzada), las siguientes palabras clave: Evidence, Sugar y Addiction. Como me interesaba que estas palabras se encontrasen en el Título del artículo en cuestión (si lo había), he señalado la casilla Title, de cada una de las palabras clave, que se encuentra a su izquierda.

3.-Le he dado a buscar y voilà: Evidence for sugar addiction: behavioral and neurochemical effects of intermittent, excessive sugar intake. 

Pero, ¿de qué trata el estudio?. Veamos un pequeño resumen:

“Se hace un estudio sobre ratas, el cuál consiste en administrarles durante periodos intermitentes, una solución de agua y azúcar junto con otros alimentos (…) Como resultado, estas aprenden a beber la solución de azúcar abundantemente (…) Después de un mes en este horario de alimentación intermitente, los animales muestran una serie de comportamientos similares a los efectos de las drogas de abuso.”.

Además incluye: “Esta revisión recopila estudios de nuestro laboratorio y los resultados íntegros obtenidos por otros utilizando modelos animales, cuentas clínicas e imágenes cerebrales, para responderla pregunta: ¿Puede el azúcar, en ciertas condiciones, ser adictivo?

Los autores concluyen: “Las evidencias revisadas apoyan la teoría de que, en algunas circunstancias, el acceso intermitente al azúcar puede llevar a cambios de comportamiento y cambios neuroquímicos similares a los efectos de una sustancia de abuso (droga)Según las pruebas en ratas, el acceso intermitente azúcar y alimentos es capaz de producir una “dependencia”(…) Es llamativa la correspondencia a algunas personas con trastorno por atracón bulimia, pero si es o no, una buena idea llamar a esto una “adicción a la comida” en las personas, es una cuestión científica y social que aún tiene que ser contestada.” Finalmente apuntan: “Lo que demuestra esta revisión es que las ratas con acceso intermitente a los alimentos y una solución de azúcar pueden mostrar una constelación de comportamientos y cambios en el cerebro paralelas que son características de ratas que voluntariamente se autoadministraron drogas adictivas. En el añadido, esto es evidencia de que el azúcar puede ser adictivo.

Como es lógico, la cuestión de si se trata o no de un estudio riguroso, la dejo en vuestras manos. Al igual que os animo a que si conocéis algún estudio más riguroso o que aporte otros datos interesante lo compartáis a través de un comentario. En el caso de que seas de los que cree o sabe que el azúcar no es adictivo, te animo, no a buscar estudios, simplemente a que veas el maravilloso documental que tiene por nombre Fed Up. (Lo pueden encontrar en el apartado de: Documentales) Una obra de arte donde las haya.

original

Como creo que me estoy extendiendo demasiado, vamos a pasar ya a la última cuestión.

[ACTUALIZACIÓN] Aunque todavía no está claro el tema, cada vez existe más evidencia de que ciertos alimentos (curiosamente aquellos más procesados y ricos en AZÚCARES) provocan una serie de mecanismos en nuestro cerebro, que nos inducen a consumirlos de forma descontrolada y a que cuando dejamos de hacerlo, experimentemos síntomas similares a cuando se abandonan ciertas drogas (Síndrome de abstinencia). Para ampliar información sobre ello, os dejo 3 entradas de Centinel muy buenas (1,2,3).

3. Ésta, he de reconocer, es mi favorita y seguro que entiendes porqué. 😉

Bien, según nuestra amiga la Nutricionista, ahora resulta que tanto el azúcar de las frutas y verduras, como el azúcar de mesa o azúcar añadido, ¿son iguales?. Me quieres decir entonces, que si me como un Kg de galletas es lo mismo que un Kg de manzanas?… WTF

Aunque no soy experto en Bioquímica tampoco, sí te puedo decir que dudo, y mucho, que sean iguales, o mejor dicho, que nos aporten lo mismo los alimentos mencionados. Y es por la siguientes dos razones:

-El azúcar de mesa o el contenido en ciertos alimentos, como la bollería o los “refrescos”, es absorbido de forma muy rápida, lo que provoca que se almacene en mayor medida en nuestro organismo, como grasa, además de que provoque picos de hiperglucemia en nuestra sangre. Por el contrario, el azúcar contenido en frutas y verduras, en la mayoría de los casos, es absorbido de una forma mucho más lenta, por lo que no supone un impacto tan grande para nuestro organismo. ¿Por qué? te preguntarás. Muy sencillo, por la fibra que contienen que ralentiza dicha absorción y hace que esta se lleve de una forma mucho más llevadera.

-Además, otra cuestión fundamental que no podemos pasar por alto, es que en el caso del azúcar de mesa, los “refrescos” o la bollería, estos aportan al organismo una alta cantidad de calorías vacías. ¿A que hace referencia este término? Muy sencillo, a que estos alimentos nos aportan muchas calorías, aportando a su vez muy pocos o ningún nutriente. A diferencia de ellos, en el caso de las frutas y las verduras, estas nos aportan multitud de nutrientes, además del dichoso azúcar, como vitaminas, minerales, antioxidantes, o la ya nombrada anteriormente, fibra.

dulces-fondos-de-pantalla

¿Sigues pensando que son iguales? ¿Te hace un bollicao? ¿o una pera?

En fin, con esta entrada solo quería dejar constancia, de que no todos los Dietistas-Nutricionistas nos vendemos y pensamos igual.

¿Entiendes ahora el título? 🙂

555059

Espero que os haya gustado, y si tienes algo que añadir, bienvenido sea.

¡Un fuerte saludo a todos!

PD: Quiero dedicar esta entrada, a todos aquellos DN que se prestan de verdad a promover hábitos de vida saludables y no se venden a ningún tipo de empresa o marca. 😉

[ACTUALIZADA A FECHA: 13/10/2015]

Bibliografía:

  1. Malik VS, Pan A,  Willett WC, Hu FB. Sugar-sweetened beverages and weight gain in children and adults: a systematic review andmeta-analysis. Am J Clin Nutr. 2013; 98 (4):1084-102
  2. Bucher Della Torre S, Keller A, Laure Depeyre J, Kruseman M. Sugar-Sweetened Beverages and Obesity Risk in Children and Adolescents: A SystematicAnalysis on How Methodological Quality May Influence Conclusions. J Acad Nutr Diet. 2015; S2212-2672 (15): 00651-6
  3. Wijarnpreecha K, Thongprayoon C, Edmonds PJ, Cheungpasitporn W. Associations of Sugar and Artificially Sweetened Soda with Nonalcoholic Fatty Liver Disease: A Systematic Review and Meta-analysis. QJM. 2015.
  4. Imamura F, O’Connor L, Ye Z, Mursu J, Hayashino Y, Bhupathiraju SNet al. Consumption of sugar sweetened beverages, artificially sweetened beverages, and fruit juice and incidence of type 2 diabetes: systematic review, meta-analysis, and estimation of population attributable fraction. BMJ. 2015; 351: h3576.
  5. Xi B, Huang Y, Reilly KH, Li S, Zheng R, Barrio-Lopez MT, et al. Sugar-sweetened beverages and risk of hypertension and CVD: a dose-response meta-analysis. Br J Nutr. 2015;113 (5):709-17
  6. Avena NM, Rada P, Hoebel BG. Evidence for sugar addiction: behavioral and neurochemical effects of intermittent, excessive sugar intake. Neurosci Biobehav Rev. 2008; 32 (1): 20-39.

[Álex Oncina, Dietista-Nutricionista]

Anuncios

4 pensamientos en “No es lo mismo verdura, que verla dura…

  1. Un olé! A mí me queda aún un poquito para acabar la carrera de nutrición y mucho por aprender pero en cuanto escuché la de tonterías que dice nuestra “querida nutricionista” me sentí orgullosa de saber que soy, seré y seremos mucho más profesionales que toda esta gente.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s